domingo, 11 de septiembre de 2016

Fedro o del amor - Platón

Título: Fedro o del amor
Autor: Platón
Págs: 70

Se suponía que esta semana tocaba reseña de Yo estuve aquí, de Gayle Forman, pero mi doctor de fisiología nos dejó leer a Platón o tendríamos un punto menos en el examen, así que comenzaré a desmenuzar mis ideas acerca de este pequeño diálogo para que ustedes también se animen a leerlo.

Fedro o del amor es parte de los famosos diálogos que tiene Sócrates dónde habla de un sinfín de temas y expone su punto de vista de una manera muy particular. No hablaré mucho de estos diálogos porque no los he leído todos, solo algunos y eso fue hace bastantes años xD

El diálogo es entre Sócrates y Fedro, y el tema es el amor (más bien los tipos de amantes) y gira alrededor de quién merece más el amor: los amantes fríos o los apasionados. Todo inicia cuando Sócrates y Fedro se encuentran, y este le menciona que Lisias le dio un discurso sobre por qué se debe preferir a los amantes fríos que a los apasionados; Sócrates siendo Sócrates no se aguanta las ganas y pide a Fedro que le repita este discurso, pues Lisias es un gran orador y quiere regocijarse de sus sabias palabras... hasta aquí todo va bien; Fedro lee el discurso y (nada del otro mundo, bastante sencillo) ambos quedan maravillados... entonces Fedro pide a Sócrates que supere a Lisias y comienza la habladuría hermosa y metafórica de Sócrates.

¿Qué me pareció? Es sencillamente hermoso. La manera en que está escrito es fantástico. Sí, está lleno de metáforas y un lenguaje complejo (para los que no estamos acostumbrados a esto obvio detiene poco la lectura), pero es muy poético cómo se refieren a los amantes apasionados como unos seres bajos que solo buscan su satisfacción y que tan rápido como llega la pasión, se va.

Luego se presenta otro discurso, en el que se defiende a los amantes pasionales, dando argumentos de porqué se les debe conceder el amor pedido y *suspiro* es simplemente bello. Desde el lenguaje (aunque complejo y rebuscado) hasta la metáfora del amor, el cuerpo y el alma. AGH! En serio es bellísimo. Lo amé con el corazón, hasta necesité tomarme respiros entre párrafos para procesar cada frase, cada palabra.

Pero no todo es miel sobre hojuelas, porque cuando se acaba este bello discurso pasamos a uno más formal y académico sobre la dialéctica y la retórica... y al menos para mí esto estuvo de más. Sé porqué lo trataron, pero mñah, solo me dio dolor de cabeza pensar en cosas tan serias.

En resumen, agradezco a mi doctor por obligarme a leer este diálogo porque descubrí que los clásicos no son taaaan pesados y resulta agradable leer algo bien escrito.


Le di 4 de 5 porque para mí salió sobrando la parte de la dialéctica y la retórica.

Espero que con mi escuta opinión se animen a leerlo o si los obligan a leerlo (como a mí) ya no les dé tanta pereza xD. Si ya lo leyeron díganme si lo amaron (estoy seguro que sí) y qué otro diálogo me recomiendan leer.

3 comentarios:

  1. Hola!
    Es raro ver que alguien hable sobre Platón en este mundo pero es interesante. La verdad nunca he leído nada de él en parte porque me da miedo y en parte por pereza pero ahora que ya sé más o menos por dónde va creo que me animaré con este o con algún otro diálogo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me resulta más interesante que a nadie le interese leer sobre Platón. O sea, se quejan de que no leemos clásicos y cuando se recomienda alguno lo ignoran totalmente. Mladita doble moral.
      Ojalá te animes a leerlo porque es bellísimo, no creo que sea tan pesado y solo es armarte de valor para darle y maravillarte.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Hola!
    No creo que sea una lectura para mi y probablemente me atascaría y aunque es corto, terminaría abandonándolo... ya me vi.
    Pero que bueno que te gustó a pesar que fue una lectura obligatoria.
    Un saludo!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar c: